NUTRICIÓN/ Una experiencia en primera persona (3): Cuidándome en verano

NUTRICIÓN

NUTRICIÓN/ Una experiencia en primera persona (3): Cuidándome en verano

Nutrición en verano, una experiencia en primera persona.

Se acerca la temporada vacacional en la que ganar un poco de peso es un hecho constatado. Aperitivos, comidas y cenas a pie de playa lejos de las preocupaciones laborales son realidades para muchos de nosotros en estas fechas.

Mis vacaciones no han sido peores o menos disfrutadas por el hecho de cuidarme en cuanto a alimentación se refiere. En mi maleta la dieta no fue incluida. Tan solo tuve que seguir el hábito alimenticio que con ella he adquirido. La dieta no es una estrategia a llevar a cabo durante un cierto tiempo sino aprender a comer sano. Esto no excluye antojos y caprichos que todos tenemos y que, por supuesto, debemos concedernos siempre con mesura.

En el último plan alimenticio que la farmacia me ha proporcionado, la fruta pasa a jugar un fuerte papel quizás en una dieta un poco más dura que las anteriores. Se trata de encontrar un equilibrio, “hoy me paso, mañana me cuido un poco”. Esta es la dinámica a seguir.

Son trece los kilos que a día de hoy puedo decir que he perdido y, lo más importante, sin pasar hambre, tan solo comiendo bien. Os animo a todos y todas los que estéis en mi misma situación con el lema de siempre “se puede, se puede y se puede”. Haciendo las cosas bien este camino nada tiene que ver con un suplicio. El bienestar que uno va encontrando es motivo suficiente para entender que una sana alimentación contribuye en el logro de la felicidad.

SIGUE EL SERIAL EN NUESTRO BLOG

Una Experiencia en Primera persona (I) Se puede, se puede, se puede…
Una Experiencia en primera persona (II) El bienestar compensa

Publicado por Lourdes

haz un comentario


3 × dos =