TU SALUD/ Astenia primaveral, ¿la estás padeciendo?

ASTENIA PRIMAVERAL

TU SALUD/ Astenia primaveral, ¿la estás padeciendo?

¿Sabes qué es la Astenia Primaveral? La estás padeciendo. Intentamos solucionar tus dudas en este artículo.

Muchas personas, con la llegada de la primavera padecen un estado corporal conocido como astenia primaveral. La astenia primaveral no es una enfermedad, ni se debe tratar como tal. Los síntomas son un estado de agotamiento sin causa aparente, reducción del apetito, trastornos del sueño, fatiga muscular, dolores de cabeza y tristeza injustificada. Todos estos síntomas pueden deberse a la adaptación del organismo al aumento de número de horas de luz que sucede en esta época.

Para combatir este estado de agotamiento y aprovechar la primavera, os damos los siguientes consejos que hemos encontrado en practicopedia.com

Cuida tu alimentación: Incorpora en tu dieta diaria alimentos como las legumbres, los frutos secos, los cereales, la carne magra y los plátanos; te aportarán energía y evitarán que te encuentres constantemente cansado. Toma también productos ricos en omega 3 y disminuye el consumo de grasas saturadas, azúcares procesados y frituras que no aportarán nada a tu organismo.

Evita la ingesta de bebidas energéticas ya que, lejos de aportarte mayor vitalidad, pueden influir negativamente en tu organismo haciendo que te cueste más trabajo conciliar el suelo.

Practica ejercicio: El ejercicio moderado te ayudará a estar más relajado y también influirá positivamente a la hora de mejorar tu descanso nocturno. Practicar pilates o yoga, caminar una hora diaria, acudir a clases de baile, nadar o montar en bicicleta son actividades que ayudarán a evitar los efectos de la astenia primaveral.

Duerme entre 7 y 8 horas diarias: Dormir bien es una de las claves principales para combatir la astenia primaveral. Evita practicar actividades que te desvelen, date una ducha o un baño antes de ir a dormir para estar más relajado y cena ligero para evitar que las digestiones pesadas interfieran en tu descanso.

Bebe dos litros de agua al día: Es importante mantener el cuerpo bien hidratado durante el cambio estacional. Beber al menos dos libros de agua mineral al día ayudará a mantener tu organismo hidratado y favorecerá una buena función renal e intestinal.

Publicado por Lourdes

haz un comentario


uno + 4 =